Semiconfinados, semiconfiados

Lunes, 5 de abril de 2021.

Terminamos el número 56 de VASOS COMUNICANTES, correspondiente al trimestre de invierno de 2021, prácticamente como lo empezamos: semiconfinados y semiconfiados en que este régimen de semirreclusión termine algún día.

En este trimestre hemos visto algo insólito: la traducción literaria se ha convertido –aparentemente– en tema de debate internacional en relación con el caso Gorman. Aparentemente, porque, en realidad, la traducción literaria era solo el campo de batalla para otras guerras que solo tangencialmente tenían que ver con los traductores. Hemos publicado el punto de vista de muchos colegas (Pedro Pérez Prieto, Centón I, Centón II, Jordi Fibla) y con gusto publicaremos opiniones de signo distinto, si nuestros lectores desean enviarlas.

Tan kafkiana como la pandemia que sobrellevamos es la historia del affaire Malpaso. Un asunto tan absurdo que resulta inverosímil: un editor no paga a sus colaboradores y, encima, se las da de agraviado cuando se denuncian sus incumplimientos. Ojalá en el próximo número podamos contar el fin de una historia que no debería haberse producido nunca.

Museo de antropología, Madrid. Fotografía de C. F.

Empezamos el número de primavera de 2021, el 57, con nuevos proyectos. El Trujamán, que publica VASOS COMUNICANTES conjuntamente con el Instituto Cervantes, pasará a ser semanal. Todos los miércoles publicaremos un artículo en esa sección.

Y empezaremos también una serie de artículos sobre la historia de ACE Traductores. La asociación lleva casi cuatro décadas luchando por la correcta aplicación de la Ley de Propiedad Intelectual y la mejora de las condiciones laborales de los traductores. No solo la legislación que nos atañe ha cambiado, sino también el mundo editorial. Nuestro propósito es componer el panorama de la traducción editorial a lo largo de estas décadas con artículos firmados por quienes contribuyeron a que esos cambios fueran posibles.

VASOS COMUNICANTES es una revista de ACE Traductores, pero también de todos los traductores interesados en convertirla en un instrumento útil para combatir la invisibilidad de los profesionales y difundir toda información necesaria para mejorar sus condiciones de trabajo. Con el fin de conocer la opinión de los lectores, estamos elaborando una encuesta que pondremos en marcha en el próximo trimestre.

Por último, aprovechamos estas líneas para expresar nuestro agradecimiento a Paula Zumalacárregui, que deja el Consejo de Redacción de VASOS COMUNICANTES, al que se sumó en el número 50, en el verano de 2019. VASOS COMUNICANTES, como todas las actividades de ACE Traductores, se sostiene gracias a la generosidad de quienes colaboran voluntariamente en tantas y tantas tareas. Gracias, Paula.

Carmen Francí