Agata Orzeszek y Ernesto Rubio: Barro más dulce que la miel. Voces de la Albania comunista, de Margo Rejmer

Lunes, 3 de agosto de 2020.

Agata Orzeszek y Ernesto Rubio han traducido del polaco la obra de Margo Rejmer Barro más dulce que la miel. Voces de la Albania comunista, editada por La Caja Books en marzo de 2020 (llega en junio/julio a librerías a causa de la pandemia).

Sinopsis de la editorial

Barro más dulce que la miel es la historia de un país torturado por el terror de Enver Hoxha, el dictador que erró al pensar que podría convertirse en una potencia autosuficiente tras cortar el vínculo que le unía a Yugoslavia, la Unión Soviética y China. Margo Rejmer se acerca a las personas que fueron condenadas al exilio de la noche a la mañana solo porque nacieron en la familia equivocada o porque cometieron el pecado capital de pensar críticamente. A las revueltas sangrientas de los campos de trabajo, a los intentos de huida de un país convertido en un búnker. A los sacrificios hechos en el altar de la dictadura para conseguir la utopía. En pocas palabras: a las historias de los aplastados. La autora compone un coro de voces conmovedoras con las historias de sus personajes. A través de ellas revela un fragmento del período más oscuro en la historia de Albania y escribe otra página en el libro del terrorífico desplome de la humanidad en el siglo XX.

Comentario sobre la traducción 

Barro más dulce que la miel es el segundo libro de Margo Rejmer que aparece en nuestro país. Si su anterior, Bucarest. Polvo y sangre –también recomendabilísimo–, indagaba en la identidad rumana y en la memoria de su capital –particularmente durante el período de Ceaușescu–, este último se sumerge en el sombrío régimen albanés de Enver Hoxha, y lo hace desplegando todo un abanico de registros, desde el puramente documental hasta el más lírico, sin dejar de lado la ironía más descarnada o el humor más negro, antídotos siempre necesarios para enfrentarse con la memoria del horror cotidiano y los disparates del totalitarismo.

Sin duda, haber traducido el anterior libro de la autora contribuyó a que muchas de las complicaciones que podía presentar Barro más dulce que la miel resultaran más sencillas de resolver. Por otra parte, quizá no esté de más comentar una de las enormes ventajas del proceso de traducción a cuatro manos, que no es otra que la constante lectura en voz alta, muy recomendable para cualquier traducción y muy especialmente para una obra como esta, donde la oralidad tiene un papel fundamental.

 

Enlace al libro en la página de la editorial y a las primeras páginas