Pasado y futuro: el combate contra la precariedad

Viernes, 5 de enero de 2024.

A lo largo de 2023, el año que acabamos de terminar, ACE Traductores ha celebrado con entusiasmo su cuadragésimo aniversario. Con el motivo de esa efeméride, sumada al trigésimo aniversario de esta revista, hemos seguido publicando textos sobre la historia de nuestra asociación. Nuestro objetivo no es solo recordar —y agradecer— el trabajo de los traductores que crearon e hicieron crecer ACE Traductores sino, sobre todo, evocar todos los hitos asociativos que, poco a poco, permitieron que la situación del traductor editorial fuera mejorando: la participación en la creación de la Ley de Propiedad Intelectual, la redacción y difusión de los distintos contratos tipo de traducción, los esfuerzos por mantener una relación fructífera con la Federación de Gremios de Editores de España y con la Dirección General del Libro, la defensa de unas tarifas encaminadas a permitir el desarrollo de esta actividad traductora como una profesión de la que se pueda vivir dignamente, así como la elaboración de los únicos estudios existentes hoy en día sobre la traducción editorial en España. El reconocimiento a la labor de nuestros antecesores no debería hacernos caer en la hagiografía, sino ayudarnos a recordar lo hecho para no sucumbir al desánimo —tal como suele suceder cuando hablamos de la remuneración que recibimos— y seguir adelante con nuevos proyectos colectivos y nuevas estrategias para dignificar una profesión precarizada.

En breve VASOS COMUNICANTES publicará un número especial —¡en papel!— en el que algunos socios rememoran en diversas conversaciones lo sucedido durante estas cuatro décadas. Confiamos en poder publicar también en la revista digital más conversaciones intergeneracionales para asegurarnos de que la cadena de trasmisión de información está bien engrasada y fluye de los veteranos a los más jóvenes (como, por otra parte, con tanto éxito lleva años haciendo ACE Traductores a través de encuentros y mentorías).

En cuanto al futuro inmediato, tendremos en cuenta las palabras del recién estrenado Ministro de Cultura, Ernest Urtasun, en relación con el Estatuto del Artista:

El combate contra la precariedad de nuestros artistas va a ser una prioridad. Me hago cargo de la precariedad en la que viven muchos. Ya se han hecho grandes progresos, por ejemplo en materia laboral, pero quedan cosas por cerrar. Particularmente, cuestiones que tienen que ver con las cotizaciones sociales, con la fiscalidad, por ejemplo en la intermitencia. Y la transición laboral: hay artistas que a partir de una determinada edad no pueden ejercer su profesión y esa transición deben contemplarla las políticas públicas.

Confiamos en que así sea.

 

Carmen Francí Ventosa

Codirectora de VASOS COMUNICANTES

Vilhelm Hammershoi (1864 – 1916)

Deja un comentario