Belén Cuadra Mora: La muerte del sol, de Yan Lianke

Lunes, 14 de diciembre de 2020.

Belén Cuadra Mora ha traducido del chino la obra de Yan Lianke La muerte del sol, Automática, noviembre de 2020.

Sinopsis de la obra

En un pequeño pueblo de la sierra de Balou vive el joven Li Niannian, de catorce años. Una tarde, tras ponerse el sol, Niannian se da cuenta de que algo inusual está sucediendo. Los aldeanos parecen actuar dormidos; uno tras otro, van cayendo en un extraño episodio de sonambulismo colectivo. Ante los ojos del muchacho, da comienzo un desfile de vecinos que, como víctimas de una extraña epidemia, se levantan en mitad de la oscura noche para entregarse a sus deseos más ocultos y desatar un infierno. Con el paso de las horas, los saqueos y la violencia se extienden por la región. Mientras tanto, los funcionarios y líderes locales se sumen en el libertinaje o en delirantes fantasías de grandeza, ajenos al drama del pueblo. La pesadilla solo terminará cuando llegue la mañana y vuelva a salir el sol, pero el tiempo parece haberse detenido y, a la hora del alba, una insondable oscuridad domina aún el cielo hasta donde alcanza la vista.

Yan Lianke nos sumerge en esta historia inquietante y cautivadora en la que acompañamos a Li Niannian, a sus padres, e incluso al propio autor, transformado aquí en personaje, en un intento desesperado por salvar el pueblo del caos y la locura.

El inconfundible estilo de Yan Lianke, que discurre entre lo real y lo fantástico, y su compromiso con la verdad le han asegurado un lugar de honor entre los novelistas más esenciales y atrevidos de la narrativa contemporánea. Sus obras gozan de un innegable prestigio internacional y son claves para entender la China actual.

 

Comentario del traductor sobre la traducción

Traducir del chino al español plantea un sinfín de continuos desafíos. Aspectos lingüísticos, culturales y retóricos siguen en el original en lengua china parámetros alejados del español. La morfología china es, si no limitada, desde luego muy diferente de la española, el sujeto se suele omitir, el orden de las palabras determina su función y significado, existen categorías gramaticales sin equivalente español, abundan las secuencias ambiguas y vagas… A esto se unen las consabidas diferencias culturales y, en este caso, el propio uso que Yan Lianke hace de la que ya de por sí es una lengua maleable, que se presta con facilidad a la innovación y al juego léxico. Entre los aspectos retóricos cabría destacar, por ejemplo, el hecho de que la repetición y la redundancia, lejos de estar penadas, actúan en ocasiones como recursos estilísticos, lo que no hace sino añadir una dificultad más a la lista. Todos estos y algunos más son los elementos con los que ha de lidiar el traductor de literatura china, y todos están presentes en La muerte del sol.

 

www.belencuadra.com

 

 

Deja un comentario